Leyenda

Cuenta una antigua leyenda que hace unos 5000 a帽os unas hojas de t茅, arrastradas por el viento, cayeron en una taza de agua caliente que ten铆a entre las manos el m铆tico emperador chino Shen Nung. El soberano declar贸 que la infusi贸n resultante era considerablemente mejor que el agua sola y la recomend贸 como remedio para los males de los ri帽ones, la fiebre, las infecciones del pecho y los tumores que salen en la cabeza.