Nuestra historia

La historia de Kraus se remonta al año 1894 cuando Francisco Kraus, un joven austríaco de espíritu inquieto y aventurero, emigra con sus amigos a Buenos Aires. Allí se casa con Ulda Spalding y se establecen con su familia en el territorio de Misiones. Tienen 8 hijos, de los cuales Francisco José, el mayor, a los 13 años de edad comienza a cultivar las primeras plantas de yerba mate. Francisco José se casa a los 21 años y junto a su mujer compran tierras. Tienen 5 hijos de los cuales Juan Ángel y Román continúan con la empresa desde muy jóvenes y siempre juntos. Ellos compran mas tierras para plantar té y yerba mate, de plantaciones vecinas recolectan las mejores semillas de té y construyen viveros de yerba mate. Los inseparables hermanos preparan la tierra y plantan con sus propias manos, vendían sus cosechas a cooperativas y empresas de la zona aunque luego construyen secaderos propios hasta constituirse en una pequeña industria independiente.

Juan Ángel y Román continúan hasta hoy juntos y al frente de todos los trabajos en el campo y en el secadero. Román ama los animales y el trabajo en el campo con los cultivos, mientras que Juan Ángel ama las maquinas, es un inventor nato que creó un sistema de secado que utiliza Kraus para la elaboración de su yerba mate y té. Con el tiempo, los hijos de Juan Ángel, Gino, Milton y Romina, luego de la universidad se incorporan a la empresa familiar para acompañar el genuino esfuerzo de sus padres y abuelos. Ellos impulsan y consolidan en el mercado la nueva marca “Kraus” de infusiones orgánicas certificadas.